27.2.06

Arlistán, aleja de mí ese cáliz

No me habléis de néctar de los dioses, lleváos esa ambrosía. Esta mañana, tras tragar café soluble en agua de bidón durante diez días con sus noches, tomé un delicioso Franja Azul de Bonafide. He despertado.

5 comentarios:

Subjuntivo dijo...

Cuando te dije que lo pruebes, aunque en realidad dije "Franja Blanca", y lo que estás tomando es "Cinta Azul", sabía de lo que hablaba. Viste que no es cuestión de paladar de mierda, sino de cafpe del bueno?

Felicitudes!

S.

gerund dijo...

claro. adhiero a lo que dice el señor arriba mío: ves que el café de verdad es café verdad? es como la coca cola: pespi NO es lo mismo...

jijiji!

Juan dijo...

Subjuntivo: Usted tiene razón de cabo a rabo. Lo que tomé era Cinta Azul, pardiez. Vive Dios, qué delicia.

Gerund: Usted es una fresca, ¿cómo tiene la desfachatez de escribirme con un señor arriba suyo?

Subjuntivo dijo...

Bueno, no sólo desfachatez tiene, sino también una gran agilitud... (cierto que es hiperlaxa...)

S.

gerund dijo...

todo lo que se dice de mí en los post anteriores es cierto y no pienso negar nada de nada (y a mucha honra! o... a poca honra!)