31.1.06

Historia breve

Ella me descubrió, me buscó, me anheló, me esperó; luego yo entendí y caí.
Ahora soy yo quien la espera y respiro la certeza de que un día se irá con un físico y nunca podré perdonarnos.

3 comentarios:

ava dijo...

no lo creas juan. los músicos intelectuales también tienen lo suyo ; ). con los físicos no hay más que admiración platónica: en la vida diaria deben ser imposibles (de soportar).
Por otro lado nada es tan diverso, divertido, cambiante y vertiginoso como la unión bióloga- M.I.

Juan dijo...

Gracias, Ava. Ando corto de fe estos días y, lamentablemente, no consigo ver demasiado a través de tus palabras. Me gustaría creer que es como decís, pero... no sé. Igual gracias, en serio.

Yo dijo...

Gracias, Cxy!