23.11.06

Escribir

Escribir. Escribir por algo o para algo. La palabra como medio o fin. En este caso, como ambos. Como medio de hacer tiempo hasta que termine de grabarse el lado A del casete de los Byrds. Como fin, para llenar esta hoja mezquina con algo medianamente vivo. Tal vez más vivo que yo: acá estoy, vestido únicamente con el pantalón de mi pijama, rondando las tres y media de la madrugada de un jueves.
Qué absurdo es todo. La inspiración no existe.

4 comentarios:

Juan Solo dijo...

La inspiración existe, sólo que no siempre es la que quisieramos... yo creo.

Apollonia dijo...

Qué bueno que haya vuelto, Juan.

Y por otro lado, creo que la inspiración existe, pero que rara vez se toma un mate conmigo.

M. dijo...

bueh, si somos artífices de nuestro propio destino, bien podemos ser creadores de nuestra propia inspiración...

(ooooooooh)

(jijiji)

En el fotograma dijo...

Le voy a contar Juan Solo , que:
quien le escribe tiene una musa bebé

que creo en la inspiración, que llega a borbotones si uno se empapa de calle, mundo, silencio... ay Juan Solo, ni crea que quiero darle alguna receta´

he hablado en particular, en singular

usted, por ejemplo ha tenido la inspiración de darle a su jardín, un aire dark, así que por eso me acerqué en una cadena de azares
por eso también me acerqué

el azar
por el azar


A su jardín, espero llegar si usted no se contraria

:)