13.4.06

Blanche et moi


-Vamos, Blanche, olvidemos todo. Sé que soy torpe y que no sé tratarte, que no respeto tus tiempos y me cruzo siempre; lo sé todo. Pero también sé que te necesito y me necesitás; por favor, blanquita, perdoname.
-¡Tata-tata bururúm bururúm swishhhhhh!
-Gracias. Yo también.

2 comentarios:

gerund dijo...

sí, pero convengamos que el "Tata-tata bururúm bururúm swishhhhhh" es algo que vos ponés en boca de ella, maldito manipulador de las palabras.

ah, el día que los instrumentos hablen por sí mismos...



:) jijiji!

Subjuntivo dijo...

Tal vez fue Sandro que los intimidò, y entonces no les quedò otra que ceder a la conciliaciòn obligatoria...
(Si ibas a amigarte con Blanche podrìas haberte vestido para la ocasiòn...)

S.