1.8.05

Mariposas en el estómago

Siento mariposas en el estómago. Cientos de insectos. Aleteando, estirando y contrayendo la espiritrompa, dejando mis jugos gástricos cubiertos por una delgada película de polvo plateado y cadáveres apelotonados, negros y de alas babosas.
Algunas, las más afortunadas, suben por mi faringe.
Yo canto y se me escapa una. Anaranjada. Vuela hacia la ventana y Matías la atrapa en el aire con zarpazo certero.
Ya siento subir otras. Cientas.

2 comentarios:

ava dijo...

Sencillamente genial
Bravo!

Juan Solo dijo...

Es cierto, me gustó. No sé si es genial, pero puedo aceptarte el "sencillamente". Infinitas gracias.